Salud

Salud
septiembre 9, 2019 lunesbypae

Salud.

Por lÜnes by PAE

Todo lo que comienza, tiene un fin, el cual llegará tarde o temprano. El ciclo de la vida es algo en lo que todos estamos incluidos. Nacemos, crecemos y nos morimos. No es algo que esté en nuestras manos controlar, ¿o sí?

Desde los inicios, el estudio de la medicina busca conocer y resolver las distintas situaciones de salud y enfermedad que presenten las personas. Logrando disminuir las probabilidades de que la muerte llegue antes de tiempo. 

En sus inicios, la medicina no tenía las suficientes herramientas para poder conocer, en su totalidad, todo lo que sucedía en el interior del cuerpo humano. Los doctores hacían grandes esfuerzos e intervenciones para lograr que las personas se sintieran bien de nuevo. La salud es algo que todas las personas desean en sus vidas. Si uno se encuentra bien, podrá realizar todas sus tareas cotidianas sin impedimentos y estar a disposición de los demás. De lo contrario, difícilmente podrán realizar todos sus quehaceres.

Por esto mismo, la medicina está en constante innovación para ofrecer a sus pacientes un servicio de calidad y apropiado para sus síntomas o enfermedades. Los avances tecnológicos han permitido llegar a descubrimientos médicos inimaginables. Uno de los logros que ha permitido indagar sobre el funcionamiento del cuerpo humano y la cura de sus enfermedades es la nanotecnología médica. Por medio de estructuras extremadamente pequeñas, estos pequeños “robots” se introducen a nuestro cuerpo y pueden ser programados para realizar cualquier tipo de tarea. 

Este ejército de tamaño nanométrico tiene muchas funciones y han logrado muchas cosas en el campo de la medicina. Por ejemplo, la creación de bacterias que sirvan como sensores y elementos de monitoreo dentro del cuerpo humano, el suministro de farmacéuticos directamente a las células dañadas, manejar la diabetes, facilitar cirugías oculares, etc. Hace unos siglos las personas se podían morir por una calentura o gripe no controlada, ahora se pueden controlar todos sus malestares desde el interior de nuestro cuerpo. 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*